lunes, 16 de noviembre de 2009

La Virgen de Chiquinquira, 300 años en el fervor zuliano




De acuerdo con la tradición zuliana, la Chinita llegó a Maracaibo sobre las olas del lago. Cuenta la historia que un día del año 1749, una sencilla mujer acababa de lavar su ropa en las orillas del lago de Maracaibo, cuando repentinamente vio flotando una tablita de madera fina, la cual recogió pensando en que le podría ser útil para tapar la tinaja de agua que tenía en el corredor de su casa. A la mañana siguiente, cuando estaba colando el café, la mujer escuchó unos golpes como si alguien estuviera llamando. Fue a ver lo que sucedía y quedó sobrecogida de asombro al ver que la tablita brillaba y que aparecía en ella, la imagen de Nuestra Señora de Chiquinquirá. Por tal motivo, la mujer comenzó a gritar ¡Milagro! ¡Milagro!, por lo que de ahí proviene el nombre de El Milagro a la actual avenida junto al Lago, donde estaba la casita de la lavandera. Luego de lo sucedido, numerosas personas acudieron a presenciar el prodigio, convirtiéndose por esto la casa de la humilde mujer en un lugar de veneración de la Virgen por parte de múltiples creyentes.

Esta advocacion,la de la Virgen de Chiquinquira, es una de las distintas formas de nombrar, o referirnos, a la Santísima Virgen Maria, y ha encontrado en su feligresia zuliana una manera de perpetuarse en el tiempo, cuando hoy de manera inalterable, nos acercamos a su veneracion, que ya se encuentra en el orden de los tres siglos;a traves de su musica, sus gaitas, los versos, las danzas y contradanzas, en las que se elevan plegarias que con fervor claman por el bienestar de todos.

Cuántos un tanto lejos de su tierra,dentro del ambito nacional, no hacen un parentesis en cualquiera de sus labores, para regresar sobre los pasos que le alejaron de su lar,y rendirle con sus oraciones el profundo respeto y veneracion que por ella siente.Otros tantos, en la misma distancia, guardan recogimiento en ese dia de manera de reverencial.

Y los que tienen el privlegio de no haber tenido que salir de su tierra zuliana, por algunas razones, atienden el llamado desde el mismo momento en el que tradicionalmente se da inicio a las festividades con la Bajada de la Virgen, hecho que este año se sucedio cuando la reliquia de la patrona de los zulianos, descendió desde el trono por primera vez desde una plataforma mecánica, con el canto fervoroso de los feligreses.

La celebracion del acto litúrgico de la santa misa, solemne, desde la plazoleta de la Basílica, dio inicio al acto que con motivo del tricentenario de la aparición de la virgen morena, fue oficiada por Monseñor Baltazar Porras,momento conocido como la Bajada de la Virgen, devocion que se hace notoria en el rostro de los feligreses, quienes entonando canticos de alegria, dan inicio a las festividades que son esperadas en medio de gaitas, flores y oraciones.

Las fiestas a la Virgen de Chiquinquirá se extenderán hasta el 5 de diciembre, día de su aurora donde la reliquia vuelve a su altar dentro de la basílica, pero mientras tanto estará paseando por los pueblos de aguas del Zulia, luego estará hoy 17 de noviembre, para regresar a Maracaibo a celebrar las vísperas de su día con la serenata gaitera y el 18 de noviembre estará celebrando a todo el pueblo zuliano 300 años de su aparición en estas tierras.

Hemos querido hacernos presente en la distancia, con este post, que mas que llevar palabras,las imágenes, rostros y estampas zulianas, seran una manera de reencontrarnos con esa bella tierra que nos vio nacer y que por esa busqueda de nuevos horizontes, de muchacho, nos vimos obligados a dejar y que la institucion militar en la que nos forjamos como oficial, un buen dia por iniciativa de nuestro siempre recordado amigo,Eduardo Montiel Rincon, Coronel de la misma intitucion, a su propuesta,hasta donde lo tenemos entendido, la Virgen de Chiquinquira fue designada Patrona de la Guardia Nacional





























ROSTROS Y ESTAMPAS DE MI TIERRA



Indio Bari

Tapiz de Luis Montiel

La industria petrolera.

Relampago del Catatumbo

Indio Wayuu

Tejidos

Puente Sobre el Lago de Maracaibo

El Cantor de todos los tiempos,Don Armando Molero

Bandera del estado Zulia.


El Sur del Lago

Plataforma petrolera en el Lago de Maracaibo

Tapiz de Luis Montiel

El arbol emblematico del estado Zulia

Belleza Zuliana, en todo su esplendor

El Sur del Lago, entre Bobures y el Central Venezuela, en el rostro de los niños


Wayuu


Un Yucpa

San Benito, en Bobures

Rostro bien zuliano, el del sur del lago

Rafael Romero

Pompeyo Davalillo

Neyla Moronta



4 comentarios:

pedro a. cruz cruz dijo...

Que maravilla de descripcion de esas tierras zulianas a las que con tanto cariño dedicas este reportaje.
Felicidades, un abrazo.

jorge Gutierrez R. dijo...

A pesar del tiempo y la distancia, guarda el sentimiento de un verdadero zuliano. Felicitaciones, este artículo contribuye con el aservo cultural del zuliano y la espiritualidad religiosa.

Makie dijo...

Que privilegio el de los zulianos, tener a esta santísima alrededor de la cual poder unirse y profundizar su identidad. Creo que esta celebración es significativa, no solo para los zulianos sino para todos los venezolanos, ya que años tras años, cuando comienza la Fiesta de la Virgen de Chiquinquira, he sentido el inicio de la época navideña, como si fuera su deseo de que pasemos una época de paz, buena voluntad, regocijo y fraternidad.
Gracias por brindarme un momento de sosiego a través de este artículo.

Selva María Silva Duque dijo...

Querido Papá.
Siempre te has sentido orgulloso de ser Zuliano, de ser Cabimero y cada vez que el tiempo te lo permite como el buen hijo pródigo te acercas a tu tierra, para compartir con la familia, amigos de la infancia, visitar la ciudad que te vío crecer,llevarle flores a los abuelos, comer su comida, y hasta disfrutar de su calor, increible pero jamás te he visto quejarte por este tema, claro querido papi hay que ser Zuliano para aceptar tan inclemente clima.
La Virgen de Chiquinquirá tiene en tí a un buen representante en la tierra, de lujo, felicitaciones por el post, como siempre escrito desde el corazón.